La luz en fotografía

Luz Natural En Fotografía

La luz natural es un elemento  imprescindible en la fotografía, ella nos da la luz y las sombras, aplana y realza el motivo o la persona.

Según la hora del día o la estación del año, es de un color u otro.

Los  amaneceres del invierno son distintos que los del verano, el color de la luz, cambia mucho, al igual que los en los atardeceres.

La mejor luz para hacer fotografía es la primera del día, o la última de la tarde. Las horas centrales del día, son las luces duras.

Hay luces doradas en otoño y en invierno, y luces azules en los atardeceres, en primavera y en verano.

Los días de niebla hay una luz blanca  envolvente, sin sombras, increíble para los retratos.

Los atardeceres en verano nos regalan esa luz especialmente azulada.

En los días de otoño, durante los atardeceres, la luz es amarillenta, tirando un pelín a ocre.

La luz es un regalo que nos da la naturaleza, herramienta imprescindible para los fotógrafos.

LA LUZ SE BUSCA, NO SE COMPRA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *