Ana Segovia

Ana Segovia Montoya
¿A qué edad tomaste la decisión de estudiar?
He querido estudiar desde siempre.
¿Cómo reaccionó tu familia? ¿Te apoyaron?
Por suerte mi familia siempre me ha apoyado, aunque tenían miedo de que me dejara mi casa.
¿Te has sentido discriminada por ser gitana en la universidad en algún momento?
Sí. Una vez un profesor dijo que, en el imaginario colectivo, los gitanos solo podríamos ser delincuentes o artistas. Yo le dije no me parecía bien y me negué a contestar la pregunta del examen.
¿Te sientes menos gitana por haber estudiado?
No, todo lo contrario. Me siento más gitana porque he tenido la oportunidad de conocer más el mundo, y de mantener mi identidad como mujer y como gitana tanto dentro como fuera de la comunidad.
¿Qué te motivó para hacer este trabajo?
Mi objetivo es que desaparezca la discriminación que sufre mi gente.
¿Por qué elegiste esta profesión?
Porque desde pequeña me gustaba escribir. Siempre he querido ser periodista.
¿Qué objetivos has alcanzado?
Me siento más independiente, más autónoma y más feliz.
¿Cómo te ha cambiado la vida?
Mucho. Trabajar me ha supuesto vivir lejos de mi familia y, eso hace que mi día a día sea más difícil.
¿Qué consejos darías a otras mujeres gitanas?
Que no tengan miedo, que den un golpe en la mesa y que digan: “¡yo puedo, yo sé y voy a conseguirlo”!
¿Te arrepientes de algo?
No.
¿Qué has sacrificado para llegar a dónde estás?
El mayor sacrificio que he tenido que hacer es vivir lejos de mi familia.
¿Cómo concilias tu vida laboral con la personal?
Intento dedicarle a mi familia el mayor tiempo posible, pero la conciliación es difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *